10 Dic

5 Claves para fomentar una comunicación sana y positiva en la pareja

claves comunicacion en la pareja

Las fiestas navideñas se aproximan y, con ellas, las oportunidades de compartir tiempo en familia, con amigos o con nuestra pareja se multiplican. La ruptura con la rutina diaria, junto con una mayor dedicación de nuestro tiempo en pareja, puede ser motivante y beneficioso para la propia relación o, por el contrario, ser la causa o el agravante de roces, problemas de comunicación y conflictos internos.

A continuación vamos a repasar 5 claves para fomentar una comunicación sana y positiva en la pareja: 

1. Emplear un estilo de comunicación asertivo

Con ello nos referimos a expresarnos de manera directa, sincera y abierta. Dar a conocer al otro nuestros sentimientos y puntos de vista de manera respetuosa es el primer paso para autoafirmar nuestra identidad, así como de permitir a la pareja conocernos honestamente y en profundidad.

Si optamos por no expresar nuestras preferencias, nuestros deseos u opiniones por miedo al rechazo, o por evitar conflictos, estamos negando una parte de nosotros mismos, además de privar a la pareja del poder de la rectificación y de la posibilidad de conseguir una ambiente más positivo.

2. Expresar adecuadamente el afecto

No se trata sólo de sentir, sino de demostrar el afecto positivo, ya sea verbalmente (“te quiero”, “te echo de menos”…), de forma no verbal (un beso, una caricia, un guiño…) o mediante conductas (apoyo, colaboración, detalles…). Es importante que nos aseguremos de que el otro reconoce  nuestra expresión de afecto positivo. Por ejemplo, un gesto nuestro de colaboración será mejor percibido como una expresión de afecto si lo acompañamos de una demostración verbal o no verbal, como por ejemplo, una caricia o una sonrisa.

Por otro lado, el afecto negativo, expresado de manera no destructiva, promueve el desarrollo de la autoestima y la asertividad en la pareja.

3. Gestionar el conflicto

La existencia de cierto grado de conflicto en la pareja es un hecho normal y esperado. Una vía constructiva para gestionar el conflicto pasa por una comunicación en la que: se respetan los turnos de palabras sin interrumpir al otro, sin utilizar críticas dañinas ni crear una lucha de poder, se cuidan los gestos y el tono de voz, se acepta la singularidad de la otra persona, se buscan soluciones consensuadas, y se persigue la reconciliación.

4. No “leer el pensamiento”

A menudo caemos en el error de creer que podemos adivinar los pensamientos, motivos y sentimientos que llevan a nuestra pareja a comportarse como lo hace, lo cual puede ser el origen de frustraciones o sufrimientos innecesarios. Es mejor tratar el tema abiertamente que divagar a ciegas en un universo mental ajeno.

5. Promover actividades o acciones gratificadoras

Quizás sea un buen momento para retomar aquellas actividades que nos hacían disfrutar juntos, como salir a montar en bici o ir a comer a aquel restaurante. O podemos dialogar e intercambiar planes de futuro que nos gustaría compartir en pareja.

Y, por último… no nos olvidemos de hacer saber a nuestra pareja que hemos valorado ese gesto de apoyo, ese detalle o esa caricia. Recordemos que la comunicación clara y sincera no se ciñe únicamente a la expresión de deseos y opiniones sino también a la expresión de gratitud y afecto.

Laura

Deja un comentario