25 Abr

Acoso Psicológico Laboral: “¿Por qué a mi?”

Mobbing, Acoso Psicológico Laboral, Hostigamiento Psicológico, Psicoterror Laboral… lo hemos llamado de muchas maneras. Pero, ¿sabemos reconocerlo?

 ¿Qué es el Acoso Psicológico Laboral?

 Se trata de conductas psicológicamente agresivas dirigidas contra una persona en el entorno de trabajo, ya sea por parte de un grupo o bien por una persona sola. Suceden de forma frecuente y durante un periodo largo de tiempo, atentan contra los derechos y la dignidad de la persona con la finalidad de disminuir su capacidad laboral y empleabilidad.

Veamos qué tipo de conductas son estas:

  • Conductas para dañar su reputación o dignidad, que puede ser en forma de rumores o burlas sobre rasgos físicos, formas de hablar o vestir, creencias religiosas, etc.
  • Acciones contra el desempeño laboral, proporcionándole una carga de trabajo excesiva o, por el contrario, retirándole las tareas que realizaba habitualmente y asignándole otras que no están en coherencia con su formación o experiencia.
  • Manipulación de la comunicación e información. Se omite la información relativa al trabajo a realizar, tanto en relación a las instrucciones de cómo debe hacerse la tarea, como en referencia a los resultados. Muchas veces se retira totalmente la palabra con el fin de aislar a la persona, y la mayor parte de la comunicación es en forma de críticas y reproches.
  • Acciones que ponen de manifiesto la desigualdad de la víctima con respecto a sus compañeros de trabajo. Por ejemplo, la distribución de horarios y turnos de trabajo de manera no equitativa, las diferencias de trato, peores condiciones del puesto de trabajo, etc.

¿Qué formas puede tomar el Acoso Psicológico Laboral?

Lo más frecuente es el Acoso Descendente, de jefes a subordinados. En este caso el acosador se encuentra en una posición privilegiada con respecto a la víctima. Es el tipo de acoso que más daño puede producir, ya que tiene más capacidad para incrementar el aislamiento y la indefensión de la persona que lo sufre.

 Otras formas de acoso son aquel que tiene lugar entre los propios compañeros de trabajo, de un mismo nivel jerárquico (Acoso Horizontal) y, menos frecuentemente, el que se dirige hacia un miembro de una posición jerárquica superior, por parte de uno o varios subordinados (Acoso Ascendente).

” Y… ¿Por qué a mi?”

Hay que tener claro que el acoso psicológico no es nunca culpa de la persona que lo sufre.

Dicho esto, hay muchos factores de la propia organización que pueden actuar como caldo de cultivo para que se den conductas de mobbing. Por ejemplo, un clima laboral competitivo e individualista, la ausencia de canales estables de comunicación dentro de la compañía, una dirección excesivamente autoritaria, una cultura organizacional poco flexible donde no se toleran las diferencias, altos niveles de estrés relacionados con el trabajo, empleo inseguro, etc.

Existen algunos factores que puede predisponer al acoso, en los acosadores y en los acosados:

  • Los trabajadores brillantes, resolutivos, atractivos, pueden ser considerados como rivales competitivos. Una autoestima baja en el hostigador y/o miedo a perder su liderazgo, pueden ser factores que faciliten la situación de acoso.
  • Trabajadores aparentemente vulnerables, indefensos o con peculiaridades físicas pueden ser un blanco más fácil para posibles burlas o ataques, ya sea con un propósito encubierto por parte del acosador, o por el mero hecho de hacer daño.
  • Trabajadores eficaces, activos y con iniciativa pueden ser vistos como una amenaza para aquellos que rechazan los cambios, dando lugar al hostigamiento psicológico cuando el acosador teme perder determinadas ventajas o que la situación laboral se vuelva más exigente.

Por tanto, el miedo a perder el puesto de trabajo, a perder el liderazgo (en muchos casos estrechamente ligado a la autoestima), a que se produzcan cambios en la organización que no desean y, en ultimo término, el objetivo destructivo y negativo de dañar a otra persona, son los factores presentes en el acosador que más contribuyen a que se desencadene la conducta de acoso.

Para más información sobre el Acoso Psicológico Laboral, os dejo el siguiente enlace del INSHT:

http://www.insht.es/portal/site/RiesgosPsicosociales/menuitem.8f4bf744850fb29681828b5c180311a0/?vgnextoid=e15e84fbb7819410VgnVCM1000008130110aRCRD

 

 

Deja un comentario