Logo Psicólogo en Madrid

+34638392102 | +34658623475 | info@alvarezricopsicologia.es

twitter psicólogo Madrid facebook psicologo madrid google+ psiclogo madrid Linkedin psicólogo Madrid

Trastornos del Espectro Autista (TEA)

Partiendo de la premisa de que desde Álvarez Rico Psicología huimos de toda “etiqueta” que pueda clasificar o estigmatizar a las personas, vamos a tratar de aclarar el concepto de Trastorno de Espectro Autista (TEA a partir de ahora).

Entendemos el TEA como una condición que determina la forma en que una persona ve el mundo, procesa la información y se relaciona con otras personas; particularidad que les dificulta la comunicación, las relaciones sociales y el pensamiento abstracto (entendemos por pensamiento abstracto la cualidad que nos permite discernir las propiedades comunes de las cosas, la posibilidad de planear y asumir hipótesis y pensar o actuar de forma simbólica).

Pese a que la manifestación de los síntomas varía enormemente de un caso a otro, con la edad y la existencia o no de discapacidad intelectual (en torno a un 70% de los casos), podemos encontrar una  serie de características comunes a las personas que presentan TEA:

Psicólogo en Madrid contacte

Interacción Social

Comunicación y

Lenguaje

Trastornos del Espectro Autista (TEA)

Pensamiento

Comportamiento

*Campos Obligatorios

Psicólogo en Madrid contacte

¡50% de descuento en la primera sesión Contacta con nosotros de forma gratuita para más información!

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

 

Desinterés por los demás y preferencia por jugar en solitario

 

Complicación en atender a las normas sociales (saludar, esperar turnos,…)

 

 

Dificultades con las expresiones emocionales

 

Falta de empatía

 

 

 

Dificultad en la comprensión y expresión de los mensajes orales

 

Pueden llegar a no emitir una sola palabra o repetir lo que la otra persona está diciendo

 

 

Dificultades en el tono y el ritmo

 

Dificultades en el uso del lenguaje no verbal

 

Les cuesta mantener el contacto ocular

 

Pensamiento simbólico muy limitado

 

Dificultades para imaginar y elaborar fantasías

 

 

Dificultades para planificarse y anticiparse en el tiempo

 

Dificultades para elaborar hipótesis

 

 

Ausentes o escasas actividades espontáneas

 

 

Comportamientos rígidos y obsesivos (rutinas, temas de interés recurrentes, movimientos estereotipados,…)

 

Gran dificultad para adaptarse a los cambios

 

Diagnóstico

El TEA es un trastorno del desarrollo infantil o, lo que es lo mismo, se trata de un trastorno que se manifiesta durante los tres primeros años de vida y en el que no aparecen, o aparecen de forma reducida, algunos aspectos del desarrollo evolutivo del niño, que deberían evidenciarse de forma clara (comunicarse, jugar con los demás,…).

Para su diagnóstico no existen pruebas médicas específicas. Recurrimos a la observación y valoración de la conducta y al conocimiento de su historia de desarrollo evolutivo.  Esta ausencia de dictamen médico, junto con otras características que rodean al entorno del TEA, dificulta su detección:Autismo y asperger

Las manifestaciones de la sintomatología varían mucho de unos casos a otros

No presentan ningún rasgo físico distintivo

 La incidencia de casos no es muy alta, por lo que la probabilidad de sospecha de encontrarnos ante un caso de TEA no es fácil

Las dificultades den el lenguaje y en las relaciones sociales pueden pasar inadvertidas

A pesar de esta “aparente subjetividad” en el diagnóstico, los profesionales contamos con eficaces y protocolarizados sistemas de obtención de información.

 

La importancia de una detección temprana

Una detección temprana del TEA nos facilita:

1. Un inicio temprano del tratamiento

2. Una correcta planificación psicoeducativa y atención médica

3. Estrategias de manejo de estrés familiar

4. Previsión de ayudas familiares y asistenciales

Todo esto nos permite optimizar la atención terapéutica y una considerable mejora en el pronóstico a medio y largo plazo, por consiguiente, se recomienda la consulta de a un especialista en caso de duda.

 

Tratamiento

Actualmente, contamos con un consenso internacional que evidencia la educación y el apoyo social como las principales vías de tratamiento del TEA.

Estos modelos de intervención se complementan, en ocasiones, con medicación y con otros programas terapéuticos, como los  que utilizamos para los problemas específicos de conducta, así como la terapia cognitivo-conductual para los problemas psicológicos asociados.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

© Copyright 2014 Álvarez Rico Psicología

+34 638 392102 | +34 658 62 34 75 info@alvarezricopsicologia.es

Siguenos en: